lunes, 24 de marzo de 2008

Juno

CALIFICACIÓN
La historia más grande jamás contada, Jesús de Nazaret, Los diez mandamientos, pasando por El evangelio según San Mateo y quizá Jesucristo Superstar

Huyendo de la programación televisiva propia de las religiosas fechas que acabamos de dejar atrás, esta Semana Santa acudí con frecuencia al cine. Las elegidas fueron Sweeney Todd, No es país para viejos, Las hermanas Bolena y Juno. A falta de tiempo y de ganas, sólo hablaré sobre la última, a la que califico, de entrada, como una auténtica maravilla.

Empiezo fuerte: Juno es la mejor película que he visto en mi vida.
Vale, de acuerdo, objetiva y obviamente, no lo es. Pero existen algunas películas que, por unas cosas u otras, te llegan. Eso fue lo que me ocurrió desde el primer fotograma de Juno. Y hasta el último. Ocurre porque el conjunto de elementos que dan forma a una película se suman de tal forma que dan lugar a una perfecta armonía: los personajes y los actores que les dan vida, la música (espectacular banda sonora), la puesta en escena, la estética, una forma distinta de contar esa historia cien mil veces relatada… crean una película redonda.

En cuanto a la historia, se trata de algo sencillo, como ya he apuntado. La (en principio) típica historia de una adolescente que se queda embarazada y las decisiones que toma al respecto. Pero, en este caso, no se trata de una típica adolescente americana. Juno no es ni animadora ni la reina del baile de fin de curso, y el chico con el que se acuesta tampoco es el capitán del equipo de fútbol. Tanto ella como él, como el resto de personajes que intervienen, son diferentes, únicos. Hasta los que, tras un primer vistazo, parece más esteriotipados, el matrimonio que quiere adoptar al hijo de la protagonista, resultan no ser finalmente lo que parecían. Personajes complejos, cambiantes. Especialmente la protagonista, quien tendrá que asumir ciertas decisiones demasiado maduras para su edad, como ella misma dice en uno de esos brillantes y, en su mayoría, sarcásticos diálogos con los que la guionista Diablo Cody ha conseguido un Óscar.

Huí de la tele del salón y acerté con la elección, porque esta no es la historia más grande jamás contada. Es algo pequeño, que importa sólo a los que lo están “viviendo” en la pantalla. Pero también importa a aquellos que lo están viendo desde su butaca. Creo que el mayor acierto de Juno es su concreción. Una historia concreta que no se enreda en subtramas inservibles y que cuenta lo que quiere contar, algo sencillo pero preciso. Unos personajes perfectamente diseñados y al servicio de la historia y de la protagonista, pero secundarios de lujo. Una música también en consonancia con una estética, en mi opinión, muy acertada (aunque esto ya es algo personal), que me recordó en ciertos momentos a los cómics de Daniel Clowes, cuyas bases quedan sentadas desde los créditos iniciales (momento en el que ya sabía que la peli me iba a encantar…).

En fin, una peli absolutamente PERFECTA. Y me declaro fan incondicional de Elen Page.

Para terminar, un regalo: la última escena, una delicia musical.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

sabía que te iba a gustar... creo q te lo dije...

estoy incubando un gripazo tremendo.

bsss

fdo: la pispa de sempre

Anónimo dijo...

... pues "pequeña miss shunsine" (creo q se escribe así, ahora no lo voy a mirar)es de este estilo y lo mismo tmb te gusta... por cierto el "piernas sexis" me recordó tanto a carlitos..., jaja.

bss

fdo: la de arriba

pvg dijo...

Yo tengo opiniones parecidas, coincido en casi todo contigo. Creo que a todos nos llaman la atención más o menos las mismas cosas. Creo que su mayor baza es contar una cosa mil veces vista de una manera distinta. Creo que las cosas sencillas son las q mejor funcionan y este es un gran ejemplo de ello, y eso que a mí me suelen gustar cosas muy "complicadas".

En mi blog yo la comparo con "No country for old men", que me pareció muy pretenciosa, y defiendo la importancia de la sencillez (y a la vez el atractivo) a la hora de contar una historia, que es al fin y al cabo lo que pretende Juno.

Si no has visto Pequeña Miss Sunshine te la recomiendo, porque va más o menos en la misma línea (algo más sarcástica si cabe).

centrifugado dijo...

voy a verla ahora mismito,la próxima vez que nos veamos te cuento.un beso grande.ru